lunes, 16 de marzo de 2009

Platón y el idealismo

Como se puede ver en el “Mito de la Caverna”, Platón habla de un idealismo en el que las ideas constituyen un nuevo mundo fuera del ser humano; un mundo suprasensible al que el hombre debería aspirar.

Platón es de los primeros que menciona una posible explicación de los fenómenos por medios no físicos, como lo hacían antes los filósofos naturalistas, “apelando a causas de tipo físico y mecánico (agua, aire, tierra, fuego, calor, frío, condensación, etc.)” (Reale & Antiseri, 2001). Por ello, Platón denomina una “segunda navegación”, que representa una segunda decisión de emprender el camino del descubrimiento de las cosas por esfuerzo propio; en la cual se descubre lo suprasensible liberándose de lo sensible y contando únicamente con el intelecto (ya que en la primera navegación se está muy vinculado aún con los sentidos y a lo sensible).

De esta manera, las causas de todas las cosas o cualidades de las cosas físicas se encuentran en un mundo aparte; son causas superiores, verdaderas y únicamente inteligibles; que se ven “reflejadas” en el mundo sensible, de manera que lo que nosotros vemos son “con causas”, es decir, las cualidades de una cosa que remiten a la causa superior, que posteriormente se denominará causa “metafísica”.

A partir de esto, los filósofos posteriores ya empiezan a diferenciar lo físico y lo metafísico, material e inmaterial, empírico y metaempírico, etc.

El mundo de las Ideas de Platón es justo ese mundo suprasensible donde se encuentran las causas (ideas), de manera “invisible, metafenoménica, aprehensible sólo con la mente y, en consecuencia, puramente inteligible” (Reale & Antiseri, 2001).

Las ideas (eidos) no son meras representaciones mentales de las cosas, sino que se encuentran fuera de ellas como causas y fuera de la mente humana; es decir, no son pensamientos, “sino aquello que piensa el pensamiento una vez que se ha liberado de los sensible (...) son el ser por excelencia (...) son las esencias de las cosas” (Reale & Antiseri, 2001).

Platón enfrenta dos problemas al construir su teoría del mundo de las ideas: la multiplicidad y la existencia del “no ser”; problemas ya planteados por el eleatismo y los pluralistas. El problema de la multiplicidad se resuelve de manera muy general en la co existencia necesario del uno o la unidad y la multiplicidad (los muchos). Es decir, no pueden existir los muchos sin lo uno, y visceversa (ver diálogo Sofista). El problema de la existencia del “no ser” se resuelve en general al considerar al “no ser” no sólo como negación absoluta del ser, sino también como alteridad. Es decir, una idea es algo, y al mismo tiempo no es otras ideas. “Por ello, cada idea tiene determinada dosis de ser, pero un infinito no ser...” (Reale & Antiseri, 2001).

El mundo de la ideas de Platón es en cierta manera un sistema organizado y con cierta jerarquía, donde la Idea se encuentra en el vértice de ésta. La Idea es una condición para todas las demás ideas, más no resulta condicionada por ninguna. Esta idea es la Idea del Bien como absoluto, que produce al ser y a la sustancia (ver diálogo La República).

Dentro de la estructura del Mundo de las Ideas de Platón vienen contenidos dos principios: Uno y Díada, que generan las ideas. -Debemos recordar que esta generación de ideas no se da en una sucesión cronológica, sino más bien habla de una graduación ontológica.- Después de los principios viene las ideas más generales, como los son Ser, Quietud, Movimiento, Identidad, Diversidad, Desigualdad, Semejanza, Desemejanza, etc.

En esta jerarquía, se encuentran en la escalón más bajo los entes numéricos (números y figuras geométricas) que son múltiples a diferencia de los números ideales que suponen una relación análoga con otras ideas.

El mundo sensible, según Platón es de alguna forma una copia del mundo ideal; existe un Artífice que ha hecho dicha copia. El mundo ideal es eterno, al igual que el Artífice. El mundo sensible tiene en cambio un principio. Platón menciona que el Artífice engendró el mundo sensible “por bondad y amor al bien” (Reale & Antiseri, 2001).

Anamnesis
Platón asegura, a diferencia de los erísticos y de muchos filósofos modernos y contemporáneos, que la investigación y el conocimiento son posibles; esto por medio de la anamnesis, que es una especie de recuerdo. Es decir, para Platón, el hombre antes de haber caído en su cárcel (el cuerpo), conocía todo gracias a La Idea, que deja en el alma una “originaria visión metafísica del mundo ideal que permanece siempre, aunque velada, en el alma de cada uno de nosotros” (Reale & Antiseri, 2001). Ahora, lleva el “conocimiento” dentro, pero lo debe recordar (ver el Menón). Para extraer y obtener las verdades que ya se encuentran dentro del hombre, Platón utiliza la mayeútica socrática.

El término occidental “a priori” se ha relacionado con la idea de la reminiciencia de Platón; sin embargo se ha llegado a confundir con el “a priori” subjetivista de Kant. Según la teoría de Platón, por la reminiciencia se “captan” ideas, más no se producen como en el subjetivismo. Es decir, en el idealismo de Platón las ideas existen independientemente de que lleguemos a su “conocimiento” o no (conocimiento entendido como reminiciencia), en cambio en el llamado “idealismo” subjetivista de Kant las ideas se construyen en el mismo pensamiento del hombre, no tienen ser de manera independiente, y el hombre no puede conocer otra realidad más que sus propias ideas, por lo que el orden y estructura que ésta tengan en nuestro pensamiento es de vital importancia, pues realmente según Kant no tenemos conocimiento de nada más.


Fuentes de consulta
Reale, G., & Antiseri, D. (2001). Historia del Pensamiento Filosófico y Científico (Vol. I). Barcelona: Herder.
Reale, G., & Antiseri, D. (2001). Historia del Pensamiento Filosófico y Científico (Vol. II). Barcelona: Herder.
Reale, G., & Antiseri, D. (2001). Historia del Pensamiento Filosófico y Científico (Vol. III). Barcelona: Herder.

12 comentarios:

fiam dijo...

Alguna vez oí una historia prehispánica en la cual se encontraban los dioses pensando en que lugar de la existencia esconder la sabiduría del hombre, ya que estos últimos envidiaban la capacidad del hombre y su ser.
Así pues, el primero sugirió esconderlo en las estrellas... a lo cual un segundo dios le contestó que el hombre encontraría la manera de llegar a ellas y así obtener sabiduría...
llegó un segundo dios y propusó esconder la sabiduría en el fondo de la tierra y de igual manera fue replicado diciéndole que el hombre encontraría la manera...
finalmente, llegó un tercer dios y propuso esconder la sabiduría donde sabría que el hombre no buscaría... en su interior...

A lo que voy con dicha parábola y que comparto con Sócrates maestro de Platón y su historia acerca de la "caverna" del conocimiento es que nosotros mismos nos tapamos la luz y decidimos no ver quienes somos en realidad... por lo que se nos hace natural vivir en un mundo de sombras... emprender el viaje al interior y conocerse a si mismo como diria aquella frase en latín nunca será una tarea sencilla y la mayoría de la gente muy probablemente ni siquiera búsque hacerlo..
Considero que para poder ver la realidad, o la luz en este caso, debemos emprender ese viaje para así poder llegar a distinguirnos tal cual y como somos.

Santiago Camacho dijo...

En efecto, pienso que la verdad se encuentra dentro del ser humano; no fuera como lo sugería Platón (a lo cual llegamos por esa segunda navegación). Platón, si no mal recuerdo, creía que sólo elevando nuestro pensamiento y saliéndonos de la cárcel que es lo corpóreo, podemos llegar a conocer la verdad, las ideas que causan la verdad en todas las cosas del mundo.
Creo que no difiero del todo con Platón, pues sí creo que tenemos que abandonar un poco lo sensible para llegar a la verdad, al conocimiento. Pero no creo que sea un "mundo" aparte de nuestra propia realidad. Justamente por las cosas que vemos y tocamos es por donde empieza el conocimiento de lo invisible, de lo intelectual.
Creo que hay muchos conocimiento dentro de nosotros, pero no en el sentido de conocimientos certeros, pues si están dentro de nosotros desde el principio, no tendría caso el conocimiento sensible; ni la Educación en sí. Necesitamos de la realidad externa para conocer y llegar a la verdad, más no quedarnos con ese conocimiento superficial.
Lo que en mi opinión está efectivamente dentro de nosotros desde siempre, no es un conocimiento en sí, es una conciencia que tiene ciertas leyes universales "impresas" en ella. Por ejemplo, haz el bien y evita el mal. Que más tarde se confirma con la experiencia.
Por esto, concuerdo y no con el "idealismo" de Platón, que cabe destacar es diferente al idealismo moderno.

Laura Hernández dijo...

Pienso que la Educaciòn en el sentido que propone Platón no sería del todo inútil, si tomamos como principio de Platón de la anamsesis.
No soy pedagoga, pero sé que la Educación tiene como fin el perfeccionamiento humanos en todos sus ámbitos. Para Platón, este fin sigue siendo el mismo, pero el método es lo que cambia, pues el "enseñar" se refiere más al ayudar a recordar, a sacar el conocimiento que "hemos olvidado".
Por esto, creo que las teorías de Platón no dejan a un lado la Educación, sino más bien la Educación como la entendemos hoy en día, porque al fin y al cabo lo que se busca con llegar al mundo de las ideas sigue siendo el perfeccionamiento humano, sólo que por un método diferente.
También cabe destacar que si Platón concibe la Educación de esta manera, es porque tiene una cosmovisión del ser humano diferente. Es totalmente dualista (alma y cuerpo) pero no como la Pedagogía humanista lo concibe (UNIDAD entre alma y cuerpo). Para Platón esta dualidad es totalmente separada una de otra, donde el cuerpo es la cárcel literalmente.
Así, si tomamos en cuenta la diferencia en la concepción se ser humano, podríamos entender mmucho mejor a Platón, y por ende, el concepto de Educación que él maneja.

Anónimo dijo...

Estuve buscando información soibre Platón para un trabajo de valores en el ejercicio profesional y la verdad es que me encantó el enfoque que le dieron. Siento que abordaron el tema de manera muy concisa y clara y sus puntos me parecieron muy interesantes y atinados. Gracias, utilicé sus ideas para el trabajo y mi profesor quedó encantado =)

feliponda dijo...

De la aseveración de que las ideas existen independientemente de que lleguemos a su conocimiento me lleva a pensar en la razón de ser de las mismas.
Desde un punto de vista humilde e ingenuo toda idea parte de la necesidad de encontrar el Bien o al menos un bien particular, más al ser nosotros seres dotados de libre albedrío, nuestra interpretación para la obtención de ese bien difiere (al menos un poco) de la de los demás, algo que nos podría hacer creer que cada uno tiene sus propias ideas y por lo tanto afirmaríamos que son subjetivas o incluso personales.
Afirmación que sería refutada con el argumento que dijera que la necesidad del mismo bien tan solo se encuentra por medio de la búsqueda implacable de la verdad, por lo que las ideas son tan solo medios para descubrirla, pero debido a nuestra naturaleza limitada es imposible para nosotros saber la verdad absoluta.
La verdad vista desde éste punto de vista no puede ser abarcada completamente por el entendimiento humano, mas sin embargo somos incapaces de vivir sin una noción de realidad que se basa en la interpretación personal de la verdad. El punto es que debido a la aceptación, aprendizaje y generación de las ideas afines nos es posible generar un criterio que no es más que el punto de vista que más nos convence o se acerca a la misma verdad y eso me lleva finalmente a concluir que las ideas tienen como razón de ser (al menos viéndolo como desde un punto de vista humano) formar un criterio en nosotros y el hecho de que éstas existan independientemente de que lleguemos a conocerlas implica que nuestro papel se reduce a elegirlas de la mejor manera.

Jime Díaz dijo...

Me parece muy interesante la página, pues desde mi punto de vista Platón tiene gran influencia no solo en el ámbito pedagógico sino en otras ciencias humanistas; me parece que el enfoque que dieron en esta página pues deja mucho que reflexionar y poder hacer un propio juicio a través de esto; en lo personal, opino que las IDEAS de Platón hoy en día pueden verse como "absurdas" pero si nos remontamos a esas épocas nos damos cuenta de que han sido la base y el principio de lo que ahora sabemos, como en todo para llegar encontraremos muchos errores.

leo dijo...

Me encantó la pagina porque aunque hay muchos trabajos de Platon, me gusta la forma en la que se estudian aqui sus ideas. Nos da la oportunidad de ver en qué otras cosas tambien influye. ademas, creo que es un trabajo muy completo y con determinacion.

Paulina dijo...

Me parece muy interesante la manera en que abordaron el tema! Me encantó que incluyeran la alegoría de la caverna, porque siento que es muy clara al tocar el tema de que el ser humano muchas veces se cierra y solo percibe lo que esta a su alrededor y no busca explicaciones de lo que observa. Su conocimiento se reduce al mundo sensible y no al razonamiento de este.

Maria Jose dijo...

Me gusto su blogg, me parece que aborda de manera muy completa las principales ideas de la filosofía de Platón. Me gustó que incluyeran sobre todo su concepcion dualista del hombre, y su idea de la verdadera virtud y la capacidad del alma de "purificarse", de ser mejor.
Las ideas de Platón han sido por mucho tiempo la base de muchas ciencias, entre ellas la filosofía. Tenemos que tomar de las ideas de Platón aquellas que nos ayuden a ser mejores. Cuando reconoces que el alma tiene dos capacidades, la inteligencia y la voluntad, la inteligencia siempre te va a guiar a la verdad y la voluntad siempre va a desear el bien mayor; por lo tanto si aprendemos a seguir esta ley inscrita dentro de nosotros, nuestras acciones estarán siempre guiadas para ser una mejor persona, lo cual debe de ser el fin de cada persona, perfeccionarse en la medida en la que podamos.

Anónimo dijo...

mu buen sitio pero creo q deverian profundizar mas en el IDEALISMO de platon

Anónimo dijo...

podria alguien decirme con sus propias palabras lo que el idealismo platonico es?, porque por mas q trato mi intelecto no da para tanto u.u

the44 dijo...

La filosofía de Platón no es idealista sino realista.